14 de abril de 2008

Vida Comparada

Después del último proyecto, y tras varios años ya de blog, pensé que eso era todo. Que con la edad, no crece una fruta por cada fruta que te arrancan. Pensé que no tenía nada que decir. Pero. Hace unas semanas fui con mi hermana M a una librería. En la sección infantil había mesitas pequeñas de colores y numerosos expositores de productos llamativos. Memoricé mentalmente los plegados. M me contaba que había preguntado a sus alumnos, de diversas edades y con distintos diagnósticos, si había alguna revista que les interesase o gustase en especial. R, que ya tiene 14, le contestó, que, bueno, él había visto una que se llamaba Plainosequé que quizá le gustaría ojear. Estuvimos mirando las ediciones de Mariscal, las hadas de purpurina y los desplegables de papel, y cuando M se hubo decidido yo me cogí el último libro de la trilogía de Richard Ford que empieza con el Periodista Deportivo y continúa con El Día de la Independencia, el de Acción de Gracias. No pude evitar coger también el de Quim Monzó. Porque tras una agotadora mudanza había decidido dos cosas:

1. Acabar todos los libros que hay en la estantería antes de comprar nuevos
2. Comprar reflexivamente

En la cola M y yo tiramos un juego de ranas de madera pintadas en dos colores que debían encajar en ciertos huecos. Y entonces vi un título que me captó: Cabeza de Perro. Siempre me pareció un magnífico título para la película de Santi Amadeo, porque refleja el extremo de procesos neurológicos que por otro lado son universales. La saturación, la modificación del recuerdo, la red infinita de referencias, el uno y lo diverso. Cabeza de perro, la película, trataba de un metafórico bloqueo físico-psíquico ante experiencias intensas, de cómo el chaval extraía una experiencia nueva, una secuencia de imágenes distinta de la materia que al ser percibida se había hecho maleable.
Dejé los dos libros, me llevé Cabeza de Perro, un libro que no tiene relación alguna con esa película, de Mortem Ramsland. Fue todo un acierto, y esa va a ser mi primera reseña.

Bienvenidos a una nueva doctrina, algo así como "Manifestaciones Culturales Comparadas" ("¿Vida Comparada?"). Voy a darle un repaso a las cosas que yo sé, a través de mi Cabeza de Perro.

7 comentarios:

Trapi dijo...

Pues yo, sin duda, te seguiré en esta nueva y rejuvenecedora andadura. Me encanta la idea y el aspecto del blog. Una alegría poder seguir leyéndote.

Un abrazo.

La cónica dijo...

Te leeré, eme. Sospecho que me va a encantar.

Besos.

bydiox dijo...

Qué susto me he pegado al entrar, estaba buscando el primero CEB para un trabajo en forma de blog llamado Literaturas Digitales y me he encontrado con esto.

Siempre hay cosas que decir: siempre. Tal vez desconectar, cambiar y pasar página sea algo que siempre (nos) viene bien.

Además, por fin puedo seguir vía feed las actualizaciones (este blog era el único que no tenía feed y supongo que por ello era el único que tenía un poco más apartado).


Te seguiremos leyendo.

eme dijo...

Gracias, chicos, a ver qué tal se me da, la verdad. Bydiox, si necesitas algo no tienes más que pedirlo.

Christian Supiot dijo...

Bueno, a mi me pasaba igual que a merino con los feeds...

Y opino lo mismo que el...
y digo lo mismo: te seguiremos...

P.D.: Parece mentira pero creo que nos pones deacuerdo a Merino y a mi... ;)

eme dijo...

Bien, al menos servirá para algo :-)

Anónimo dijo...

Amiable brief and this mail helped me alot in my college assignement. Thank you as your information.

 
hit tracker