9 de noviembre de 2008

Presentación de renglón seguido en valladolid



Os invito a la presentación de la colección Renglón Seguido que edita la Universidad de Valladolid a través del Secretariado de Publicaciones y con la colaboración de la Junta y la Cátedra Miguel Delibes. El lunes a las seis en el Salón de Grados de la Facultad de Letras de Valladolid.
Javier García Rodríguez, director de la colección y padrino del cotarro literario underground de calidad (y eso sin blog), nos regala tres títulos: Una Extraña Industria de Aurora Luque, Decadencias de Luis Antonio de Villena y La Plaza del Mundo de Juan Bonilla. La colección se cuela en un espacio intermedio entre el ocio y la cultura, la apuesta editorial y la formación académica, dando juego y voz a las excepciones. De estos tres títulos iniciales, os recomiendo el de Bonilla: un recorrido por la intrahistoria literaria de los libros como objetos. Cuando yo era pequeña, teníamos una jarra de agua en casa. De porcelana azul. Bebíamos de ella cada comida, cada cena. Hoy, cada día, consumo unos dos litros de agua, pero su envase está preparado para desecharlo sin más. Cada 24 horas dos botellas vacías desaparecen y no establezco ningún vínculo con ellas. Más o menos, así va con todo el resto. Excepto los libros. Los libros los mudo cuando me voy, forman parte de la identidad, y por ahí parece ir Bonilla: dónde encontré esos objetos que son mi literatura, y cómo son para que me signifiquen. Mezcla de tejidos memorísticos dando forma a un nuevo género, entre la tendencia actual de ser el punto de partida y perceptor para organizar los elementos que se emiten (esa nueva tendencia en la que todos nos consideramos hoy sujetos retratistas de nuestra propia vida) y los cursos de literatura universitarios de, por ejemplo, Nabokov.
Vayan, vayan. Merece la pena.
(Continuará)

4 comentarios:

bydiox dijo...

Iremos, iremos :P

raúl quinto dijo...

un beso, que hace tiempo que no coincidimos... y menos en valladolid...

eme dijo...

qué tal fue, bydoix?
un beso, raúl.

Duenda. dijo...

fue genial.
javier llevaba una camisa negra muy elegante.
pedro estaba nervioso con su americana de pana.
villena imitaba a borges ayudándose con los pocos anillos de sus manos.
aurora luque olvidaba algunas eses entre la sonrisa agradecida de estar.
juanbo, entrañable, como siempre (creo), con una bufanda que hacía un poco honor a nuestra tierra y una metáfora en el bolsillo que cris encontró despistada en la calle.

y tú, también estuviste presente.
un abrazo.
d.

 
hit tracker